Las redes sociales y las nuevas formas de socialización en la era digital

Por Paula de la Fuente, Ana I. Guérin y María Clara Güida / Septiembre 2010.

 

Resumen

El presente artículo forma parte de un trabajo de investigación más extenso, cuyo objeto es indagar acerca de la implementación de Políticas Digitales en la Argentina y los demás países latinoamericanos, en el contexto de las transformaciones que el ingreso a la Era de la Sociedad del Conocimiento produce en los individuos y en la sociedad.

La llamada Revolución Digital, al mismo tiempo que nos brinda numerosos beneficios -como ser el desarrollo de la competitividad, la creciente circulación de saberes e información, la posibilidad de desarrollar nuevos y diversos tipos de estrategias de crecimiento, la aparición de nuevas formas de sociabilidad, entre otros-, trae aparejadas importantes consecuencias -algunas de las cuales no siempre son las deseadas, como ser la progresiva invasión a nuestra privacidad, la aparición de nuevos tipos de delitos y el consecuente incremento del “temor a lo nuevo y (potencialmente) peligroso”, etc.-.

En el advenimiento de esta “sociedad transparente”, en la cual el surgimiento, desarrollo y naturalización de las llamadas redes sociales se vuelve un elemento central de la vida de muchas personas, ciertos derechos, tales como el derecho a la intimidad, por ejemplo, se vuelven una suerte de ilusión: el panóptico de Jeremy Bentham se concretiza hoy en día en la “sociedad de cristal” resultante del infinito proceso de retroalimentación de datos, la informática y las telecomunicaciones.

En esta artículo trataremos de dar respuesta a ciertos interrogantes, como ser ¿cuáles son las transformaciones que el uso (o, a veces, abuso) y apropiación de las redes sociales producen en las diversas formas de socialización?; ¿qué papel cumplen las redes sociales como elemento de integración o de aislamiento de los sujetos sociales?; ¿cómo contribuyen las redes sociales a la formación de identidades?; ¿qué figuras de la alteridad se construyen a partir de su uso?; ¿de qué modo emerge la tensión entre la absoluta despreocupación respecto de las redes sociales y la paranoia que éstas generan?; ¿qué grados de libertad posee “el sujeto sujetado” en/por la red?; ¿qué impacto tiene el manejo de los datos en el derecho a la privacidad y a la intimidad? y ¿qué tensión genera esto en relación con otros derechos tales como el de acceso a la información?, entre otros.

  1. INTRODUCCIÓN

El análisis de las redes sociales es un tema que está de moda y que, además entusiasma, contagia y, a la vez, en algunos aspectos, preocupa. Las redes sociales pueden analizarse transversalmente ya que se inmiscuyen en varias esferas de la vida y se las puede abordar desde diversos ámbitos como ser: el científico, el empresarial, el educativo, el político, el sociológico y el cultural.

Las nuevas tecnologías cambian constantemente los escenarios de acción, rompen paradigmas sustituyéndolos por otros y el cambio resulta cada vez más acelerado y vertiginoso.

El paradigma de las nuevas tecnologías es Internet, que trajo consigo nuevas formas de expresión y de reutilización de contenidos. En esta dirección, en los últimos años, las redes sociales han producido una verdadera revolución en las formas de comunicación.

Según Henoch Aguiar la era digital puede definirse como “el mayor proceso de acumulación, apropiación y personalización de contenidos”[1]. A su vez afirma que “no es lo digital lo que genera la sociedad del conocimiento, sino el conocimiento mismo es el que generó la sociedad digital”[2]. En este sentido, las personas acumulan información y producen conocimiento nuevo.

En un mundo donde el intercambio de información y la cooperación son asbsolutamente esenciales, Internet ha abierto nuevos canales de expresión que conducen a nuevas formas de debates públicos, en este caso virtuales. Esta comunicación que ofrecen las redes sociales podría denominarse un “cara a cara virtual”, ya que la comunicación es interactiva, todos pueden opinar y, a su vez, opinan, de todo.

Puede definirse entonces a las redes sociales como “formas de interacción social, definidas como un intercambio dinámico entre personas, grupos e instituciones en contextos de complejidad. Un sistema abierto y en construcción permanente que involucra a conjuntos que se identifican en las mismas necesidades y problemáticas y que se organizan para potenciar sus recursos[3]

En este sentido, la clave de estas herramientas es la interactividad. Los sujetos son plenamente activos en estas aplicaciones, hacen comentarios, comentan afirmaciones de otros y comparten fotos. Las redes sociales son, a su vez, espacios de convivencia generados por las identidades virtuales volcadas a Internet, componentes de dichas redes. Sin los usuarios, estas redes no existirían.

Las redes sociales pueden ser de diversos tipos, de acuerdo a las utilidades y/o divertimentos que cada sujeto busque de ellas. Con las redes sociales uno puede desde entablar amistades con gente de todo el mundo y recuperar viejas amistades, hasta buscar empleo y posicionar una empresa o un candidato político.

En líneas generales, puede clasificarse a las redes sociales en tres grupos: el primero corrresponde a las redes sociales de conocimiento donde los usuarios comparten sus inquietudes y conocimientos y colaboran en la conformación de diversos ejes temáticos (Wikipedia, Yahoo Answers); el segundo corresponde al contacto entre amigos que tiene como objetivo potenciar los vínculos entre usuarios que pueden o no conocerse realmente (Facebook, Twitter) y el último refiere a los grupos de profesionales que desean tener un contacto más directo y a la vez buscan nuevas oportunidades y contactos laborales (LinkedIn).

El uso de esta tecnología imperante en la web de hoy es con fines dinámicos e interactivos. Cualquier empresa sabe que para estar bien posicionada en Internet tiene que, mínimamente estar presente en Facebook y en Twitter. En esta linea, no sólo empresas sino también candidatos y políticos tienen que tener en cuenta que resulta imprescindible que haya interacción para que la red social funcione y sea creíble.

Las redes sociales, que en sí mismas son ya un nuevo medio de comuncación, han pasado a formar parte además de los medios de comunicación preexistentes. De esta forma, los diarios, los programas de televisión y de radio y los periodistas tienen sus portales en Facebook y Twitter. La red social virtual tiene su correlato en la red social real: un grupo de gente que se conoce, se relaciona e intercambia diversos tipos de informaciones.

En el presente trabajo se intentará analizar y conceptualizar el fenómeno de las redes sociales a partir de diversos ejemplos prácticos de diversas fuentes, que van desde el material circulante sobre las redes sociales en la prensa gráfica, hasta la propia experiencia que cada uno tiene como participes de diversas comunidades virtuales.

 

 

2.NUEVOS Y VIEJOS ACTORES EN LA WEB 2.0

 

Los mayores cambios que se han suscitado desde hace unos años en Internet tienen como principal protagonista a la Web 2.0 que comenzó a generar una producción y tráfico de información e interacción nunca vista antes a nivel virtual.

Dentro de la web 2.0 las redes sociales son un eslabón fundamental, lo que es aún más sugestivo, se las ha considerado, en muchas ocasiones, sinónimos. Si bien en la web 2.0 las redes sociales son la arista más conocida, no debe dejar de mencionarse las aplicaciones online que también forman parte de esta era de Internet.

En líneas generales la Web 2.0 focaliza en la generación individual de contenidos y su posterior circulación sin restricciones, a diferencia de la situación dada en los primeros años de Internet, cuando la circulación de información estaba más restringida. La web 2.0 refiere entonces a una nueva generación de Internet, para diferenciarse del primer modelo de Internet, basado en su unidireccionalidad.

Las redes sociales favorecen la construcción de subjetividades en la red, fenómeno que antes no sucedía. El conocimiento variado, procedente de diversas partes del mundo, se ha transformado en un bien mucho más accesible. Si tenemos en cuenta que la información es poder, el poder en la nueva Era Digital no está supeditado únicamente a los medios de comunicación tradicionales sino que ahora también depende de los propios consumidores, quienes pueden convertirse en productores de información. Los usuarios, entonces, comienzan a tener otro rol en la producción de la información.

En torno al análisis de los usuarios de Internet, Alejandro Piscitelli realiza una diferenciación entre dos grandes grupos: los inmigrantes y los nativos digitales. Los primeros son aquellos nacidos antes de la década de 1990, quienes para poder desarrollarse en mundo de las nuevas tecnologías debieron migrar desde el mundo analógico en donde habían nacido hacia el mundo digital. Por su parte, los nativos digitales son aquellos que nacieron con la amplia gama de las nuevas tecnologías a su disposición: computadora, televisión, celular y videojuegos, por mencionar a los más comunes.

Sin embargo, dentro de estos dos grandes grupos existen subdivisiones: dentro de los inmigrantes digitales se encuentran aquellos a quienes les resulta difícil incorporarse a este nuevo paradigma pero luchan constantemente por formar parte, como ser los docentes o los empleados de diversas empresas. A su vez, están los “colonos digitales” que si bien también pertenecen al grupo de los inmigrantes digitales, “usan las tecnologías y piensan con y a las tecnologías”[4].

A su vez, entre los nativos digitales puede haber “excluidos digitales”, denominación que refiere a aquellas personas nacidas en la “era digital” que continúan siendo excluidas, ya sea por motivos económicos o culturales.

En este sentido, Piscitelli afirma que los nativos digitales aprenden en red y de la red a partir de la construcción de múltiples identidades digitales; por tanto, podríamos afirmar, en este sentido, que aprenden desde una “zona de frontera” constituida entre la exploración y la trasgresión.

“Internet ha dejado de ser una herramienta de comunicación y transmisión de información, como podría ser el teléfono o telégrafo, para convertirse en un entorno virtual donde además de almacenarse y consultar la información, se establecen contactos interpersonales, se compra, se vende, se discute, se aprende, se realizan actividades de ocio, se cometen delitos, se forman grupos, comunidades virtuales e incluso identidades que no son réplica del mundo real”[5]. Desde esta perspectiva, las redes sociales parecen encuadrar perfectamente en esta acepción de Internet.

Los lugares virtuales de producción en las redes sociales reflejan los lugares reales pero difieren producto, justamente, de su virtualidad. Sin embargo crean nexos de comunicación nuevos y nunca antes vistos, como alumnos vinculándose con profesores por medio de Facebook, políticos comunicándose con sus votantes y seguidores por medio de Twitter, o periodistas y comunicadores compartiendo nueva y distintiva información con sus telespectadores, oyentes y/o lectores, más allá de la que desarrollan en sus tiempos de aire o en sus espacios de escritura en gráfica.

Los nativos, inmigrantes y colonos digitales se apropian de estas herramientas, las investigan, las utilizan y, en este proceso, se alfabetizan paulatinamente. Todos comienzan a pensar de manera colectiva, por el mero hecho de estar interconectados “en-red-ados” virtualmente.

En este sentido, es ampliamente conocido el caso de la campaña presidencial de Barack Obama en la que Internet jugó un rol esencial y definitorio. Esta campaña sería el primer caso palpable del modo en que las herramientas web 2.0 han transformado las reglas tradicionales del marketing político; si bien es imposible saber cuál fue realmente la influencia de la presencia en la redes sociales sobre el comportamiento real de los votantes.

 

 

  1. ¿QUÉ ESTÁ PASANDO? ¿QUÉ ESTÁS PENSANDO?: LA INFORMACIÓN DE TODOS DISPONIBLE PARA TODOS

 

El impacto social que tienen las redes sociales es innegable. Millones de usuarios a nivel mundial forman parte de ellas. Según Wikipedia, hay 180 redes sociales masivas. Este es hoy el futuro de Internet.

Esto implica una nueva forma de usar Internet, más dinámica y atractiva. Los ciudadanos en general primero y luego los políticos, los actores, los periodistas, las empresas y hasta los medios de comunicación se han sumado a las posibilidades que brinda esta nueva forma de comunicarse.

La red social Twitter, bajo el slogan “Descubre lo que está ocurriendo en este momento, en cualquier lugar del mundo” comienza su invitación al usuario con una restricción: “decilo en 140 caracteres”. ¿Qué cosas “decimos”? Lo que está pasando, como bien indica la pregunta. En cualquier momento, en cualquier lugar, los usuarios de Twitter pueden comentarle a sus “seguidores” –aquellos que siguen sus tweets/comentarios en 140 caracteres- aquello que piensan, hacen u opinan en ese momento determinado.

Los usuarios escriben en tiempo real. No hay límites para “seguir” (follow) a una persona. Esta herramienta es muy útil para conocer opiniones y situaciones de políticos y de gente conocida en general.

A su vez, Twitter resulta de mucha utilidad en eventos de importancia, ya sean conferencias, ruedas de prensa, etc. En ese momento, los allí presentes pueden informarles a todos sus seguidores qué está sucediendo en ese lugar y en ese momento, con la posibilidad de interacción inmediata de los seguidores a través del tweet.

A nivel mundial, Twitter tiene 105 millones de usuarios. La versión en español de Twitter fue creada recién en noviembre de 2009. En la Argentina, en tan sólo tres meses, Twitter duplicó su cantidad de usuarios, pasando de 200 mil a 400 mil.

“Hoy en día, estamos viendo 50 millones de tweets por día; que es un promedio de 600 tweets por segundo”[6], afirma Matt Sanford, ingeniero que forma parte de la empresa.

De acuerdo con las informaciones vertidas por la consultora Nielsen, también aumentó el tiempo de permanencia en esta red social, incrementándose de 6 minutos y 19 segundos a 17 minutos y 21 segundos en sólo un año.

Según las conclusiones de una encuesta reciente sobre el uso de Twitter en la Argentina, realizada por el economista Gustavo Seitun, se infiere que:

Aumentó la participación de mujeres, pasando a ser el 48% de los usuarios.

-La edad promedio de los usuarios ascendió de 29 a 32 años.

-Se incrementó el nivel educativo de los usuarios, ya que los dos niveles más altos, universitario y posgrado, incorporaron 117 usuarios, mientras que el nivel medio (secundario) perdió 14.

-El salto cualitativo en el perfil cultural impactó fuertemente el ingreso medio anual de los tuiteros, que pasó de 15.717 a 19.455 dólares, con un incremento nominal de 3.739 dólares y un incremento porcentual del 23,8% respecto de 2009.

-De los usuarios encuestados, la mitad tiene menos de 6 meses como tuitero.

-La gran mayoría de éstos manifiesta que utiliza Twitter para “informarse”, debajo de esta elección aparece “opinar” como segundo uso de la red social.

-Casi el total de los encuestados manifestó que tuitea desde su PC. De éstos, algo más de la mitad lo hace también desde sus teléfonos móviles, artefactos que casi se duplicaron (77%) con respecto a la medición del año 2009.

-El teléfono móvil más utilizado para conectarse a Twitter es el Blackberry (27%), le sigue Nokia con un 20%, iPhone con un 17%, Motorola (14%), Samsung (9%) y el 12% se reparte entre varios.

-Por otra parte, este estudio concluyó que la explosión que pareció tener la red social durante este último año no se vio reflejada en la encuesta.

Una de las aplicaciones que más éxito tiene dentro de Twitter es el “retweet”; a través de ella, el usuario puede publicar en su espacio un comentario que haya realizado otro usuario. De esta forma, los comentarios se van entrelazando y las redes se van intercomunicando cada vez más y cada vez en menor tiempo.

Las nuevas tecnologías siguen trayendo novedades de conexión respecto de las redes sociales. En este sentido, el usuario puede realizar sus tweets a través de un mensaje de texto que no debe superar los 140 caracteres y por el que la empresa de telecomunicaciones le cobra aproximadamente lo mismo que el costo de un SMS convencional. De esta forma, también los tweets que realizan las personas a quienes el usuario sigue (following) se reciben gratis en forma de mensaje de texto en teléfonos celulares.Terminología específica de

Facebook es la red social más utilizada a nivel mundial. Después de Google, es uno de los sitios más visitados en el mundo. El 21 de julio del corriente año, su creador Mark Zuckerberg anunció que Facebook alcanzó más de 500 millones de usuarios activos.

En la Argentina políticos, famosos, empresas reconocidas y PYMES, organismos del estado, programas de televisión tienen una cuenta en Facebook. En este sentido, los clubes de fútbol no se quedan atrás: el club Boca Juniors tiene más de medio millón de seguidores en Facebook y River Plate ingresó a fines de junio en el mundo de estas nuevas herramientas digitales y sus dirigentes afirmaron haberlas abierto para poder lograr “ tener comunicación directa con los hinchas y socios”.

Al Igual que Twitter, Facebook también tiene la herramienta “compartir” mediante la cual uno puede publicar en su propio portal lo que publicaron otros, de esta manera los enlaces circulan sin restricciones.

A su vez, Facebook contiene una herramienta que permite conectar el perfil de Facebook de cada usuario con diversas comunidades virtuales, herramienta que se dio a llamar “Facebook Connect”. De esta manera, cualquier usuario de Facebook puede contactarse e interactuar en diversas redes sociales a partir de ingresar su usuario y contraseña de su cuenta de Facebook.

Con el objetivo de denunciar “intentos de ataque por parte de hackers, contenidos dañinos, propuestas sexuales no deseadas y otras formas de abuso”[7] Facebook creó la aplicación llamada “botón de pánico”. Las denuncias son enviadas al Centro de Protección online y Explotación infantil del Reino Unido patrocinadora de esta nueva herramienta.

Facebook también adquirió otras funciones a partir de las resignificaciones que los usuarios hicieron de esta red social. Así, durante el último año, hemos sido testigos de la proliferación de usuarios que comenzaron sus propios proyectos de venta mediante esta herramienta, pequeños emprendimientos que nacen bajo la difusión de las redes sociales. De esta forma, los “amigos” de Facebook ya no son “amigos” sino contactos con probabilidad de transformarse en clientes.

Una red social que se conoce por ser un símbolo de la democratización de la información en Internet es Wikipedia, la enciclopedia online que recibe 330 millones de visitantes en el mundo por mes. El primero de marzo del 2006, esta enciclopedia libre que todos podemos mejorar superó el millón de artículos en línea. En la actualidad, Wikipedia tiene, a nivel mundial, 7,5 millones de artículos en más de 250 lenguas y cuenta con más de 3 millones de escritores.

La base de Wikipedia es que cualquiera puede formar parte de esta red a través de subir a este sitio una publicación. Es un fenómeno de intelectualidad colectiva y de democratización del saber que llama la atención continuamente.

Wikipedia fue creada en enero de 2001 por Jimmy Wales y Larry Sanger. Cualquier usuario puede transformarse en uno de los llamados “wikipedistas”, publicando en esta enciclopedia comunitaria y compartiendo sus escritos con todos los demás. De acuerdo a datos estadísticos expuestos por su co-creador Jimmy Wales, “el 73,4% de toda la Wikipedia fue hecho por el 2% de sus editores (unas 1400 personas)”[8].

Se ha citado bastamente el artículo publicado por la revista Nature donde se realizó una comparación entre Wikipedia y la Enciclopedia Británica en torno a una serie de artículos de ciencia. Se seleccionaron diversos artículos provenientes de ambas enciclopedias y fueron sometidos a evaluación. Los resultados llamaron mucho la atención: no sólo que la cantidad y nivel de errores era parecida entre ambas enciclopedias sino que unos pocos días después de publicarse el articulo, los errores provenientes de Wikipedia ya habían sido corregidos, cosa que no sucedió con la enciclopedia Británica por “tener un modelo muy diferente de actualización, basado en un sistema jerárquico, vertical, en lugar de una red distribuida”

Uno de los problemas que sufre actualmente el portal Wikipedia es que carece de expertos a la hora de colaborar con las publicaciones. En este caso, “Wikipedia es en realidad nada más que un juego para ganar estatus”.

Wikipedia contiene la “Wikipedia Foundation”, una organización sin fines de lucro que contiene las más de 250 Wikipedias de todos los países. La meta es llegar a alcanzar la mayor cantidad de lenguas posibles. En este caso, por tomar un ejemplo, Wikipedia bengalí, creada hace poco, cuenta con 20.000 artículos.

Como toda red social, Wikipedia también atraviesa problemas en torno a la seguridad, que en este caso influyen en la veracidad de sus contenidos. Desde su creación, en los artículos de Wikipedia se han encontrado varios errores, el problema es que algunos de ellos son intencionados. En este sentido, hace unos meses existe en modo de prueba una aplicación llamada “cambios pendientes”, donde las modificaciones realizadas sobre un artículo determinado quedan prorrogadas hasta tanto no lo haya supervisado un editor confiable que pueda validar los cambios generados. Cuando finalmente se aprueban los cambios, se obtiene el certificado de “revisado” y las modificaciones pueden ser vistas por todos los internautas.

Un acontecimiento que va en contra de la democratización y la libertad de esta red social es la prohibición a subir artículos que Wikipedia realizó a la Iglesia de la Cienciología. Para el caso, se inhabilitaron los usuarios provenientes de las máquinas de la entidad ya que durante meses habían estado brindando informaciones falsas sobre su actividad.

Según el periodista Martín F. Yriart “Wikipedia no parte de un punto fijo como buscaban los racionalistas del Renacimiento para apoyar allí sus sistemas filosóficos. Es un punto móvil que va cambiando mediante un mecanismo controlado de mejoramiento continuo. En lugar de enunciar un ‘conocimiento definitivo’, Wikipedia construye un ‘conocer en proceso continuo’, cosa que se parece mucho a la idea de ciencia vigente hoy”[9].

YouTube, que fue comprado por Google, es otra de las herramientas más conocidas que se utilizan para promocionar personas, políticos y empresas. Cualquier sujeto que decida subir un video a YouTube puede ser visto por cualquier persona en cualquier parte del mundo. En tanto, la red social LinkedIn es una red social basada en la promoción promocional de profesionales. Esta red tenía en 2009, más de 42 millones de usuarios registrados, en alrededor 200 países, y es utilizada principalmente para establecer y reforzar contactos relacionados con la vida profesional y para la búsqueda de mejores oportunidades laborales.

 

 

  1. ¿QUÉ ESTÁS PENSANDO SOBRE LA PRIVACIDAD DE TUS DATOS? QUÉ SABEN Y QUÉ DICEN LOS USUARIOS

 

“Entró en la red social porque sospechaba que tenía otra mujer. Y encontró un álbum con 200 fotos de la boda”[10]. Bajo este epígrafe, el Diario Clarín en su nota “Se enteró por Facebook que su marido se había casado con otra” hace referencia a una estadounidense que, al sospechar una infidelidad, buscó el nombre de la supuesta amante por Facebook y encontró evidencias más que suficientes como para confirmar su desconfianza. El problema radicó en que el perfil de Facebook de la “amante-esposa” de este hombre bígamo, era público y cualquiera podía acceder a ver todos sus álbumes de fotos.

“Publicó fotos en Facebook con sus presas y ahora lo busca la Justicia”[11] se titula otra noticia sobre las divulgación de fotos en esta red social. En este caso, un hombre subió fotos con animales que había cazado en Asunción, mostrándolos con orgullo.

En este contexto, los “revisores de contenidos” de aquello que se publica en las redes sociales están a la orden del día. Para ello, no hay alternativa más eficiente que el trabajo de los humanos al respecto. Ningún software puede igualar este trabajo.

En el caso de Youtube, cuando los usuarios denuncian un video, éste pasa por dos etapas de evaluación, la primera virtual, la segunda manual: en la primera hay un software que escanea los videos y luego los “moderadores de contenidos” de la empresa los visualizan en forma particular para decidir finalmente si pueden o no continuar disponibles.

Facebook tuvo, desde su creación, problemas vinculados a proteger la privacidad de los usuarios. Cuando algún usuario denuncia un contenido de otro usuario, esto es también revisado por empleados de la empresa. Sin embargo, uno de los puntos que nos planteamos como usuarios refiere a qué hacer cuando usuarios a los que uno no acepta, pueden finalmente acceder a nuestros datos.

Una nota publicada en Clarín titulada “Costos ocultos y riesgos en redes sociales” advierte que los profesionales que ocupan cargos importantes deben cuidarse radicalmente de aquello que publican en las redes sociales. Muchos de ellos, como afirma la nota, “dan a conocer masivamente comentarios y fotografías de sus vidas privadas que pueden provocar serios inconvenientes en la imagen para las corporaciones y para ellos mismos, afectando a su público interno y externo”[12].

La figura del hacker, a su vez, se reactiva en las redes sociales. Su objetivo es desafiar a las algunas veces “débiles” condiciones de seguridad de dichas comunidades con el fin de obtener datos confidenciales con miras de índole económica.

 

Además de los resquemores respecto de la seguridad de los datos personales que generan estas redes sociales, se plantea el dilema de resolver qué decisión tomar con las personas que mueren y que, sin embargo, continúan con vida en las comunidades virtuales. ¿A quién pertenecen los datos y la información de una persona que ya no está?

En este caso, Facebook es un caso emblemático; esta red envía regularmente avisos sobre usuarios que hace un determinado tiempo no tienen movimiento en su portal e invita a “contactarse” nuevamente con ellos. El problema radica en que la causa de esta ausencia “virtual”, en algunos casos, es su muerte. En este caso, Facebook expone a retomar el contacto con una persona que ya no está.

Los perfiles de estas personas pueden trasformarse en páginas homenaje pero sus portales son retirados de los motores de búsqueda y son eliminados ciertos datos personales. En este caso, el perfil se transforma en un lugar donde se puede conmemorar a la persona que ya no está.

 

  1. REFLEXIONES SOBRE IDENTIDADES VIRTUALES: UNA APROXIMACIÓN PARA CONCEPTUALIZAR LAS REDES SOCIALES

Para comenzar a analizar estos aspectos tomaremos la definición de e-democracia dada por Alejandro Prince quien afirma que “de mayor diálogo, de mayor información, y fundamentalmente de mayor participación, debido a la simpleza y economía de esfuerzos de la participación online”[13].

En este sentido, puede decirse que en una sociedad que estaba dividida entre emisores activos y receptores meramente pasivos, donde los individuos eran meros espectadores de aquellas cosas importantes que sucedían y por tanto privados de protagonismo, con la e-democracia se produce una transformación de las relaciones entre los sucesos sociales y políticos y la participación de la ciudadanía en general. Ahora los sujetos tienen visibilidad, pueden opinar, comentar y enterarse por las redes sociales de múltiples detalles que van más allá de lo que los medios de comunicación masiva difunden.

Otra de las premisas que se habían proyectado sobre la inserción de las nuevas tecnologías anunciaba que la portabilidad de los equipos tecnológicos (computadoras, celulares) y la posibilidad de que cada miembro de la familia actuase individualmente con ellos provocarían un aislamiento y un retraimiento en pos de las relaciones humanas. Sin embargo, la expansión de las redes sociales rompió este otro mito. La privacidad en la utilización de la computadora y el celular no trajo consigo un encierro virtual que rompió con cualquier relación, tal como se había avizorado desde una perspectiva apocalíptica de los medios de comunicación masiva.

Los sujetos comienzan a formar parte de las redes sociales, se comunican con otros, comparten vivencias, preocupaciones e intereses.

En este punto habría que preguntarse qué tipo de contacto se establece en las redes sociales. El contacto es claramente virtual, esto que implica que los lazos sociales están sufriendo transformaciones. Ahora bien, estos contactos, ¿son duraderos? ¿Son integradores? ¿Qué tipo de acercamiento se establece en las redes sociales?

Para analizar el caso de Facebook, la mayoría de los usuarios tiene una cantidad de amigos mucho mayor a los que realmente frecuenta “cara a cara”. A su vez, las fotos que se exponen siempre son las que más favorecen a los protagonistas. Esto da cuenta de la presencia de una cultura de la “máscara” o “cultura vidriera” donde los usuarios quieren tener muchos amigos, quieren mostrarse bonitos y que les hagan comentarios positivos.

Entonces, ¿qué tipo de acercamiento promueve Facebook? Puede decirse que fomenta un acercamiento “express” donde lo que predomina es una proliferación avasallante de diversos tipos de información donde los usuarios se presentan como algo que no son.

A su vez, las redes o comunidades virtuales provocan una serie de manierismos en la forma de comunicarse: rápido, corto, sencillo.

La integración es entonces, por lo menos en Facebook, superflua. Las relaciones que se establecen a través de las redes sociales sólo pueden consolidarse a través de encuentros “cara a cara”. De lo contrario, la relación continúa anclada únicamente en la virtualidad.

Según Paul Virilio “no podemos perder indefinidamente la relación con el cuerpo, es decir, con la corporeidad física […] y no podemos permitirnos perder la relación del cuerpo con el mundo”[14]. En este caso, esta visión existencialista aplicada a las redes sociales pareciera ser un tanto extremista. Como se ha dicho tantas veces, la tecnología es un medio y depende de cómo la utilicemos serán los resultados y sus consecuencias en las relaciones humanas.

“Recuperar la lengua. Reencontramos aquí la frase de Esopo ‘la peor de las cosas es la lengua y la mejor es la lengua’. Esta paradoja está en el corazón de la revolución de la información. Recuperar la lengua quiere decir charlar juntos. La información mediática nos lo impide”.[15] La mediatización nos invita a charlar de otra manera, es cierto que no es “cara a cara” pero es una nueva forma de comunicarnos.

Respecto de las redes sociales que buscan el contacto entre “amigos” puede pensarse que estas comunidades nos acercan justamente a aquellas personas que, en líneas generales, nunca serán nuestros “amigos” como ser: políticos, famosos, deportistas, etc. Con nuestros verdaderos amigos, es sólo otra vía más de comunicación. Con los nuevos amigos, aquellos que conocimos ocasionalmente, en un viaje por ejemplo, y que los incorporamos en Facebook y en Twitter, ellos sólo se harán amigos en tanto el vinculo pueda materializarse cara a cara, de lo contrario seguirán formando de la lista de conocidos.

 

6. A MODO DE CIERRE.NUEVOS INTERROGANTES PARA REPENSAR LAS REDES SOCIALES

 

 

A modo de cierre de la presente ponencia, podríamos inferir que las redes sociales contribuyen a crear nuevas formas de socialización, además de nuevas formas de comunicación.

Sin visualizar la problemática desde una perspectiva apocalíptica, creemos necesario, de todos modos, advertir sobre las nuevas formas que adopta la vida social en el ciberespacio a través de estos instrumentos denominados redes sociales.

Si bien todo depende de quién/es y cómo las usen, como sucede con otros adelantos tecnológicos (análogamente a lo acontecido con el televisor en la década del ‘70 o con la computadora personal en la década del ´90), consideramos que se hace imperativo continuar el debate en torno a estos nuevos-viejos interrogantes que aquí recuperamos:

¿Qué clase de relaciones sociales establecen los sujetos, en tantos seres sociales, en estas redes sociales?

La cultura de la velocidad, la fragmentación y la aceleración, el borramiento de fronteras temporo-espaciales ¿De qué maneras estarán operando en las nuevas formas de socialización que las redes promueven?

¿Qué clase de sociedad se constituye a partir de las relaciones sociales en las redes, en tanto este fenómeno construye figuras de excluidos e incluidos en ellas?

¿Qué concepto de comunidad estaría jugándose en estas redes?

¿Qué sucede con la comunicación cara a cara y su paulatina pero progresiva

desaparición en las redes sociales?

De estos cuestionamientos dependerá en gran medida la eficacia de un debate sobre las redes sociales enriquecedor, del que puedan derivarse nuevas políticas y nuevas regulaciones de la comunicación digital y del que surjan nuevos modos de pensar de sujetos en -red-ados, sí, mas no entrampados en el cibermundo propuesto por las redes sociales en Internet.

[1] “Lo digital en la sociedad del conocimiento” en Pensar los medios en la era digital. Iberoamérica frente al desafío de la convergencia. La Crujía, 2010: Pág. 55

[2] Ibíd. Pág. 56

[3] De la ponencia del Dr. Gustavo Aruguete en las Jornadas sobre Gestión en Organizaciones del Tercer Sector en la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT),Buenos Aires, Argentina, en noviembre de 2001

 

 

[4] “Análisis de redes sociales y el proyecto Facebook. La eterna tensión entre hacer y pensar” ponencia desarrollada por Alejandro Piscitelli en la Universidad Internacional de Andalucía. Video disponible en http://www.channels.com/episodes/show/5837847/Alejandro-Piscitelli-Analisis-de-redes-sociales-y-el-proyecto-Facebook-La-eterna-tension-entre-hac

 

[5] Alfonso Gutiérrez Martín: Alfabetización digital. Algo más que ratones y teclas. Gedisa Editorial, 2003: Pág. 27 – 28

[6] Diario Clarín. 5 de agosto de 2010. http://www.clarin.com/sociedad/Twittermania-dia-suman-usuarios-Argentina_0_311369062.html

 

[7] Diario Clarín. 14 de julio de 2010. http://www.clarin.com/internet/redes_sociales/Facebook-introduce-panico-seguridad-chicos_0_298170260.html

 

[8] http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1170289

 

[9] Diario Clarín. 17 de julio de 2010. http://edant.clarin.com/diario/2009/06/21/sociedad/s-01943251.htm

[10] http://www.clarin.com/internet/redes_sociales/entero-Facebook-marido-casado_0_311369081.html

[11] Diario Clarín. 5 de agosto de 2010 http://www.clarin.com/sociedad/Publico-fotos-Facebook-presas-Justicia_0_310769131.html

[12] Diario Clarín, 24 de julio de 2010. http://www.clarin.com/economia/Costos-ocultos-riesgos-redes-ociales_0_304769587.html

[13] “E-democracia y desarrollo: límites politológicos” en Desarrollo local en la sociedad de la información. Municipios e Internet. La Crujía Ediciones, abril de 2005: Pág.: 57

[14] Paul Virilio: “el cibermundo, la política de lo peor”. España, Colección Teorema, 1997 3ª edición 2005. Pág. 50

 

[15] Ibíd. Pág. 67

Anuncios

Acerca de mariaclaraguida

Profesora de Educación Media y Superior en Ciencias de la Comunicación Social (UBA). Especialista en telecomunicaciones y políticas públicas de información y comunicación. Docente e investigadora. Asesora en el Honorable Senado de la Nación. Ver todas las entradas de mariaclaraguida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: